miércoles, 11 de septiembre de 2013

Salmos 35

Miércoles 11 de setiembre del 2013

Salmos 35

Ver comentario

"Mi Salvación"

EL Sal. 35 es uno de los salmos imprecatorios (ver pág. 630). Es el clamor angustioso del salmista cuando es perseguido por ex amigos que le pagan con intenso odio su amor hacia ellos. El salmo se compone de tres partes, cada una de las cuales termina con un voto de agradecimiento: (a) oración, vers. 1-10; (b) descripción de los enemigos, vers. 11-18; (c) pedido de intervención divina, vers. 19-28. Algunos piensan que la conspiración de Absalón con Ahitofel y sus cómplices (2 Sam. 15-17) pudo haber sido el motivo para la composición de este salmo.

1.

Disputa.

Heb. rib , "contender", "pleitear". Rib es también la raíz de la voz hebrea que se traduce "los que contienden". "Ataca, Yahveh, a los que me atacan" (BJ). Hay otros ejemplos del uso de rib (Sal. 43: 1; 1 Sam. 24: 15). El salmista pide a Dios que lo defienda de los que lo acusan falsamente. Este versículo es un ejemplo de paralelismo sinónimo.

2.

Al escudo y al pavés.

El escudo pequeño de Sal. 3: 3, y el más grande y más fuerte de Sal. 5: 12 (ver com. Sal. 18: 2). El empleo de las dos palabras transmite la idea de una defensa completa.

3.

Cierra.

Heb. segor . Si se cambian las vocales se tiene sagar que, según algunos, correspondería con ságaris , la espada de doble filo de los griegos. " "Blande la lanza y la pica" (BJ). La traducción de la RVR tiene el apoyo de la LXX. En este versículo se describe a Dios como un guerrero que pelea al lado del salmista.

4.

Sean . . . confundidos.

En los salmos imprecatorios, muchas veces se identifica la causa del salmista con la causa de un Dios justo (ver Sal. 40: 14, 15; pág. 630).

6.

Tenebroso y resbaladizo.

Los enemigos huirían por caminos oscuros y resbaladizos.

8.

El.

En este versículo se usa la tercera persona del singular para referirse en forma colectiva a los enemigos del salmista. Ver com. Sal. 9: 15, 16.

9.

Mi alma.

O sencillamente, "yo me alegraré" " (ver com. Sal. 16: 10). El salmista no se regocijaría por la destrucción de los impíos, sino por la intervención divina.

11.

Testigos malvados.

Literalmente, "testigos violentos". En los vers. 11-18 se describen los enemigos del salmista.

12.

Para afligir a mi alma.

La voz que se traduce "desolación" encierra la idea de "dejar sin hijos". Representa a una persona que lo ha perdido todo. El salmista se siente completamente solo en el mundo (ver com. Sal. 38:11).

13.

Cilicio.

Vestimenta de luto.

Afligí con ayuno mi alma.

El salmista se enlutó, oró y ayunó por sus enemigos. Estos le pagaban con hostilidad su anterior conducta amistosa.

Mi oración se volvía a mi seno.

Mejor, "mi oración vuelva [o volverá] a mi seno". El salmista pide que su súplica en favor de sus enemigos le sea concedida, en prueba de la sinceridad de su proceder para con ellos.

14.

Me humillaba.

Las señales visibles del luto entre los hebreos eran el andar sin lavar se y sin recortarse la barba (ver 2 Sam. 19: 24). El luto del salmista era tan completo como si se hubiera tratado de un pariente cercano.

15.

Adversidad.

Literalmente, "tropiezo". Cuando el salmista tropezó, sus enemigos se regocijaron y conspiraron para impedir que se volviera a levantar.

Gentes despreciables.

Heb. nekim ; se conjetura que significa "heridos", "golpeados". Tal vez se refiera a los que eran más débiles que el salmista, a los que se unieron para calumniarlo según lo sugiere este versículo.

Me despedazaban.

Las lenguas calumniadoras son como los afilados dientes de los animales salvajes que despedazan su presa.

16.

Lisonjeros, escarnecedores y truhanes.

Enumeración difícil de interpretar. La LXX dice: "Me tentaron, me burlaron con mofas"."

17.

Leones.

Muchas veces el salmista compara a los enemigos con los leones (ver Sal. 10: 9; 17: 12; 22: 13).

18.

Te confesaré.

"Te daré gracias" " (BJ). La segunda parte del salmo termina, como la primera (vers. 10), con un solemne e impresionante voto de gratitud.

19.

Sin causa.

El autor afirma en todo el salmo, su completa inocencia. Algunos piensan que Jesús se refería a esta frase cuando dijo: "Sin causa me aborrecieron" " (Juan 15: 25). Sin embargo, esta misma idea aparece de nuevo en el Sal. 69: 4. Puesto que el Sal. 35 no es estrictamente mesiánico y el Sal. 69 sí lo es, sería más lógico suponer que Jesús se refirió a este último.

21.

Ea, ea.

"Ja, ja" " (BJ). Se refiere a los enemigos que han visto cumplirse sus deseos con la caída del salmista.

22.

Tú lo has visto.

Compárese con la pregunta "¿Hasta cuándo verás esto?" (vers. 17). A partir de este punto el salmo es más apacible.

No calles.

Literalmente, "no seas sordo" (ver com. Sal. 28: 1).

25.

¡Ea, alma nuestra!

Expresión idiomática para significar: " "¡Ajá, se cumplieron nuestros deseos!" "¡Ea! [Este era] nuestro deseo" " (NC).

27.

Canten.

La causa del salmista ha sido vindicada, hay gozo.

Paz.

El salmo concluye exaltando la victoria. Las expresiones son muy diferentes de las del comienzo.

28.

Hablará.

Heb. hagah . Este verbo encierra la idea de hablar en voz baja, como si se musitara alguna idea agradable. En Sal. 1: 2 se traduce "meditar" .

Tu justicia.

El salmista habla de la salvación de Dios y no de su propia liberación. La contemplación de la bondad de Dios hace que dejemos de pensar en nosotros mismos.

Todo el día.

Continuamente. "Obra fiel es la alabanza y la oración" (Henry van Dyke).

CBA


*****************************

Salmos 35
Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Plegaria pidiendo ser librado de los enemigos

Salmo de David.

1 Disputa, oh Jehová, con los que contra mí contienden;
Pelea contra los que me combaten.
2 Echa mano al escudo y al pavés,
Y levántate en mi ayuda.
3 Saca la lanza, cierra contra mis perseguidores;
Di a mi alma: Yo soy tu salvación.
4 Sean avergonzados y confundidos los que buscan mi vida;
Sean vueltos atrás y avergonzados los que mi mal intentan.
5 Sean como el tamo delante del viento,
Y el ángel de Jehová los acose.
6 Sea su camino tenebroso y resbaladizo,
Y el ángel de Jehová los persiga.
7 Porque sin causa escondieron para mí su red en un hoyo;
Sin causa cavaron hoyo para mi alma.
8 Véngale el quebrantamiento sin que lo sepa,
Y la red que él escondió lo prenda;
Con quebrantamiento caiga en ella.
9 Entonces mi alma se alegrará en Jehová;
Se regocijará en su salvación.
10 Todos mis huesos dirán: Jehová, ¿quién como tú,
Que libras al afligido del más fuerte que él,
Y al pobre y menesteroso del que le despoja?
11 Se levantan testigos malvados;
De lo que no sé me preguntan;
12 Me devuelven mal por bien,
Para afligir a mi alma.
13 Pero yo, cuando ellos enfermaron, me vestí de cilicio;
Afligí con ayuno mi alma,
Y mi oración se volvía a mi seno.
14 Como por mi compañero, como por mi hermano andaba;
Como el que trae luto por madre, enlutado me humillaba.
15 Pero ellos se alegraron en mi adversidad, y se juntaron;
Se juntaron contra mí gentes despreciables, y yo no lo entendía;
Me despedazaban sin descanso;
16 Como lisonjeros, escarnecedores y truhanes,
Crujieron contra mí sus dientes.
17 Señor, ¿hasta cuándo verás esto?
Rescata mi alma de sus destrucciones, mi vida de los leones.
18 Te confesaré en grande congregación;
Te alabaré entre numeroso pueblo.
19 No se alegren de mí los que sin causa son mis enemigos,
Ni los que me aborrecen sin causa guiñen el ojo.
20 Porque no hablan paz;
Y contra los mansos de la tierra piensan palabras engañosas.
21 Ensancharon contra mí su boca;
Dijeron: !!Ea, ea, nuestros ojos lo han visto!
22 Tú lo has visto, oh Jehová; no calles;
Señor, no te alejes de mí.
23 Muévete y despierta para hacerme justicia,
Dios mío y Señor mío, para defender mi causa.
24 Júzgame conforme a tu justicia, Jehová Dios mío,
Y no se alegren de mí.
25 No digan en su corazón: !!Ea, alma nuestra!
No digan: !!Le hemos devorado!
26 Sean avergonzados y confundidos a una los que de mi mal se alegran;
Vístanse de vergüenza y de confusión los que se engrandecen contra mí.
27 Canten y alégrense los que están a favor de mi justa causa,
Y digan siempre: Sea exaltado Jehová,
Que ama la paz de su siervo.
28 Y mi lengua hablará de tu justicia
Y de tu alabanza todo el día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada